Archivo de la etiqueta: social media

Abecedario Social Media

Hace días tenía esta idea en mente. Bastaba con soñarme con ella, y llegar a casa con ganas de escribir, para poder plasmarla en el papel, ¿o en la pantalla?.

Siempre he creído que no tengo la última palabra y que todo lo que escribo es para aprender y compartir mis ideas con todos los demás. Esta vez me decanté por algo light y divertido, diferente.

Siéntase libre de criticar, complementar y compartir. Muy posiblemente no tendré algo que escribir, de Social Media, para cada letra del alfabeto.

A. Amistad: relacionarse en las redes no es muy diferente a hacerlo con los amigos. Es más, hay mucha gente que quiere hacerlo ver más difícil, pero entre más natural y casual sea, mejor. Tampoco de trata de “yo quiero tener un millón de amigos”, seguramente eso es lo que el cliente quiere, pero lo que nosotros queremos es poder ser amigos de verdad de los usuarios de nuestras comunidades.

B. Bidireccionalidad (no se si esa palabra exista): el mensaje cambia, quién está detrás de la pantalla hace parte de él, lo crea, lo cambia, lo corrige, lo critica, lo acepta, lo rechaza, lo ama, lo odia, lo apoya, lo comparte; el creador lo amolda, aprende de su target, evoluciona.

C. Contenido: la clave de las redes sociales, el nuevo protagonista del marketing, la esencia.

D. Difusión: tenemos millones de historias creativas y únicas para contar, uno de nuestros objetivos, según la estrategia que nos plantemos, es que nuestro mensaje sea difundido en mucho canales y muchas veces. A mayor calidad de contenido, mayor difusión.

E. Engagement: tal vez una de las palabras más difíciles de traducir y conceptualizar. Es ese momento en el que logramos que la gente esté idiotizada, en el mejor sentido de la palabra, con los contenidos que estamos difundiendo. Cuando los tenemos enganchados, vinculados, participando, cuando la bidireccionalidad logra su punto máximo.

F. Followers, fans & friends: lo que más piden los clientes, su pesadilla (¿o la nuestra?), lo que creen que están comprando. Las 3 f del Social Media Marketing.

G. Gimmick: esto no es exclusivo del Social Media. Es “ese yo no se que, yo no se donde” que hace que el contenido que difundimos sea tan atractivo para las 3 f.

H. Historias: es lo que necesitamos contar, lo que tenemos que crear alrededor de las marcas. Las historias son snake charmers, que cuando son bien contadas pueden cautivar (¿engage?) a las personas.

I. Indicadores: tenemos que medir los resultados. No podemos estar en redes sociales porque sí. Los indicadores, bien sean los de herramientas gratuitas o pagas, nos dan una idea acerca de qué tan bien, o mal, estamos haciendo lo que nos planteamos en un comienzo (tampoco podemos estar sin una estrategia).

J. Jugadores: El Social Media no es cosa de una sola agencia. En el mapa de la bidireccionalidad, de la estrategia, del contenido y del engagement hay muchas personas relevantes. La figura planner, copy, ejecutivo no lo es todo, lo siento mucho. Hay que estar de la mano con marketing, comunicaciones, I+D, recursos humanos, entorno, y claro, consumidor final.

K. Know how: si eres gerente no permitas que tu sobrino, que no estudió nada y está sin trabajo, maneje tus estrategias de redes sociales. Así no lo creas, las personas que trabajamos en redes sociales hemos estudiado y constantemente estamos aprendiendo. El conocimiento que se genera alrededor del mundo 2.0 es muy valioso y hay personas muy capacitadas, otras que hablan mucho, trabajando en el medio. Así no lo creas no es una ocupación para desocupados vagabundos.

L. Límites: muchos clientes creen que TODO se puede hacer, que esto no tiene límites pero que el presupuesto sí y muchos.

M. Monitoreo: la red es como el Citi, ¡no duerme! El CM, el SMM o quien sea, no puede pensar que a las 4 de la mañana una crisis no puede estallar. Algunas de las oportunidades más grandes las he encontrado de casualidad cuando abro Twitter o Facebook pero me he acostumbrado a chequear constantemente todo lo que a mí, como persona, y a mis clientes, como marca, me interesa, les interesa.

N. Noticia: el Social Media no sólo ha cambiado la forma de hacer periodismo sino que ahora le gana a las noticias como tradicionalmente estábamos acostumbrados a consumirlas. La velocidad con la que se genera la información es impresionante y siempre hay alguien listo para hacer, o ser, noticia(s).

O. Omnipresencia: las redes sociales están presentes todo el tiempo en la vida de las personas. Si te las prohiben en la oficina, estás pendiente en el teléfono. Si vas en el carro escuchando la radio, seguramente hay un periodista leyendo algo de “Tuider”, aunque debería ser Twitter. En las noticias y en los periódicos transmiten los trinos de otras personas. 800+ millones de personas tienen Facebook… ¿Algo más?

P. Producto: no seas así, ¡no se trata de vender y vender y vender! El producto tiene que pasar a un segundo plano, si sales a vender sí o sí, y además sin una estrategia, saldrás perdiendo. Preocúpate un poco más por conversar, entender, investigar y relacionarte, después intenta vender.

Q. Questions: ¿qué, quién, cómo, dónde, cuándo, cómo, por qué, para qué, a quién, a cómo,…? Cada segundo nos estamos preguntando cosas nuevas y si paramos de hacerlo es posible que nuestras estrategias fallen. La curiosidad es un ingrediente esencial de las redes sociales. Además en la red está todo (casi). El que diga que no sabe o que no lo encontró es porque no se preguntó nada.

R. Relaciones: para mí, de esto se tratan las redes sociales, de construir relaciones sinceras, honestas, duraderas y fructíferas, para ambos lados, que generen valor, recordación y buena reputación.

S. Sinceridad: entre menos postizo suene, mejor (eso creo yo). El componente humano es demasiado importante. No hay nada más desesperante que leer un twittero que sólo publica noticias de Feeds; no hay nada más rico que leer contenidos y mensajes que tienen un tono comunicativo que ha sido estudiado y bien aplicado.

T. Twittstars: figura ficticia, inventada, insoportable y ridícula a la cuál todos le huimos.

U. Uff ! (trino no pago): esa sensación tan desconocida para muchos, sobre todo para los que desprecian nuestra ocupación, que genera saber que aquello que estratégicamente planeaste salió de maravilla (y hasta más).

V. Visión: hay que ir más allá de Twitter y Facebook. Hay que ir más allá y no conformarse con lo que hay que hacer. Hay que investigar, hay que proponer, hay que atreverse a salirse del molde, con los pies y el bolsillo en la tierra, para proponer soluciones únicas y no adaptadas de otros mercados.

W. Work, work, work (nada que ver con un personaje nacional): a esto hay que dedicarle tiempo, no es soplar y hacer botellas o abrir una página y esperar a que lleguen 20,000 fans. Esto es exigente y agotante, a veces desagradecido, pero sólo con esfuerzo y dedicación se ven buenos resultados.

X. Xerox: mucha fotocopia de tácticas y estrategias ya ejecutadas en otras partes. Mucho genérico.

Y.  Yunque(s): generalmente conocidos como Trolls. Personajes que están dispuestos a hacerte la vida imposible, a jugar con la reputación de tu marca y a hablar mal de ella sí o sí, ¿no es muy rico cuando los “callas” por haberte respondido tus questions y haber hecho tus tareas?

Z. Zoológico: hay muchos animales en vía de extinción. Muchos “vende humo”, muchos exóticos, muchas manadas y muchos grupos. Mucha envidia sobre todo. En algo tan cambiante es increíble que un ser humano piense que tiene la última palabra. Hay muchos leones que creen que que trinando son los reyes de la selva.

Ese, queridos lectores, es el lado R del abecedario Social Media.

 

Anuncios

La verdadera tendencia

Que las redes sociales han cambiado nuestra forma de vivir, de comunicarnos y de consumir contenidos ya no es un secreto. Que estamos viviendo una revolución tampoco. Muchos menos que por la red circulan cantidades incalculables de contenido. Entonces se preguntarán ustedes cuál es el secreto. Quisiera conocerlo pero la verdad es que es imposible saber qué va a pasar y hacia donde vamos.

Algo que sí es cierto es que nos hemos vuelto, y me incluyo abiertamente, unos expertos en replicar contenidos de altísima calidad que encontramos en fuentes como Mashable, Chris Brogan y Brain Solis, entre miles de millones más. El que esté en Twitter, trabaje en el medio y diga que no le ha hecho un RT a Mashable es un vil mentiroso.

La pregunta es, ¿por qué lo hacemos? Sencillo y sin tapujos. Lo primero es que nos hace ver como conocedores, eso no está mal, lo segundo es que los contenidos son muy buenos y queremos que todo el mundo que nos lee los vea. Muchas veces discutimos y exponemos nuestros puntos de vista acerca de estudios, infografías, artículos, opiniones y reviews de lo que sea. Los Blogs o páginas que replicamos tienen posiciones claras y contundentes, el problema es que el 99% de las veces, todo eso que retwitteamos NO aplica para nuestro mercado, para nuestra realidad, para nuestra cultura, para nuestra red. Es acá cuando tenemos que pensar DOFA y convertir las amenazas o problemas en oportunidades.

No estoy diciendo que no hagamos RT, no hay nada más rico que ver una infografía que nos pueda dar una luz acerca de como las redes sociales se están comportando en otros mercados. Mal que bien podemos sacar provecho de la información e intentar aplicarla a nuestra realidad, a nuestro país, a nuestro exótico mercado de consumo.

La reflexión que quisiera dejar, y una vez más me incluyo, es que una tendencia en el 2012 en Colombia debería ser dejar de retwittear tanto y preocuparnos un poco más poder empezar a producir ese tipo de contenidos. Es necesario, para lograr mejores estrategias y ofrecerle mejores soluciones a nuestros clientes, analizar más y más nuestro mercado.

Sería hermoso poder ver infografías acerca del consumo y los comprtamientos de Linkedin en Colombia. Sería excelente que hiciéramos algo parecido a lo de Socialbakers con Facebook. Sería de lujo poder ver estudios de consumo de Twitter en Colombia, sería precioso comenzar a posicionar a Colombia como un país productor de contenidos de análisis, sería genial que la tendencia fuera nuestra y no una de las de Mashable o algún Blog.

Es una tarea linda y complicada pero que nos enriquecería a todos los que trabajamos en el medio digital, la tendencia es que vayamos en contra de la marea, es que nos lancemos al agua como patos y que comencemos a producir nuestros estudios, infografías, artículos, opiniones y reviews para que los demás le hagan RT.

Ese, queridos lectores, es el lado R de las tendencias para el 2012.


La Cruda Verdad

Estoy indignado, estoy triste… Estoy impresionado.

Parte del Social Media, su razón de ser, para mí, es crear conocimiento colectivo, es compartir lo que sabemos con los demás a cambio de nada, de la simple gratificación que eso genera, de ser mejores cada día.

Estoy cansado de toparme con “expertos”, “especialistas”, “gurús” y demás especies detestables que dicen y creen sabérselas todas cuando de redes sociales se trata.

Después del Social Media Week Bogotá quedó más que claro que hay mucho talento por explotar en el país, que las oportunidades para generar estrategias diferenciadoras y que se acoplen 100% a las necesidades de los clientes son infinitas, y que, dejando el orgullo y la soberbia a un lado, podremos posicionar a Colombia como un país exportador de contenidos y estrategias digitales.

¿Por qué estoy triste? Porque todo lo anterior no se culpe a cabalidad. Hay mucho aprovechado suelto en el mercado. Es obvio que muchos clientes no entienden de redes sociales y es más que obvio que no existen “expertos”, “especialistas” ni “gurús”. Es obvio que no podemos mentirle a los clientes ni meterles los dedos en la boca por ganarnos unos centavos de más. Es obvio que hay mucho mentiroso y deshonesto por ahí suelto… Eso me indigna.

Nadie es capaz de decirle a un cliente que NO es estratégico abrir un Fan Page en Facebook, un perfil de Twitter o simplemente que su marca tenga presencia en las redes sociales. Al contrario, hay mucho “gurú” que embauca al cliente con cuanta red y patraña se pueda imaginar… ¿Dónde quedó la educación, dónde quedaron los valores? ¿Cuándo nos volvimos tan detestables?

Esta es una invitación para que pensemos, para que reflexionen aquellos “corruptos” de las redes sociales. Dejemos la avaricia a un lado, dejemos de mentirle a los clientes, dejemos de vender humo. Seamos honestos, seamos rectos, tracemos estrategias con objetivos medibles y reales, y de una vez por todas, ¡dejemos de decir que entre mas fans y seguidores tengamos, mejor!

Vendamos realidad, vendamos soluciones que se adapten a las necesidades de los clientes, no vendamos mas, tampoco menos.

¿Cómo hacerlo?

Hablando con la verdad, aprovechando nuestro talento, utilizando nuestra creatividad, nuestra visión estratégica y apoyándonos en la investigación. Siendo colombianos y ciudadanos de bien.

¡No más engaños a los clientes!

¡No más expertos, especialistas o gurús del Social Media!

Creemos el conocimiento ente todos. Es una situación gana-gana. No dejemos que se incline más al cobro mucho, hablo mucho, enredo mucho-pago mucho, no entiendo mucho, no veo los resultados.

Ese, queridos lectores, es el lado R de las Redes Sociales.


Mamá, ¡estoy triunfando! (Versión 2)

Más acerca del Social Media Week Bogotá 2011.


10 y más razones para no perderse el @SMWBOG

Es hora de que adoptemos otro punto de vista acerca de las redes sociales, ya sabemos que están cambiando nuestra forma de vivir, de comunicarnos, de percibir la publicidad, el mercadeo, la empresas, los planes de mercadeo, los presupuestos… Ya sabemos que, desprendiéndose de una estrategia, son un espacio vital y de suma importancia para las marcas y para las personas; ya sabemos cuáles son, ahora aprovechemos estos espacios, como el Social Media Week Bogotá, para generar conocimiento, para generar cultura, pero sobre todo para dejar de ser tan divas y tan expertos.

A continuación expongo 10 puntos claves que explican por qué creo que no debemos perdernos este majestuoso evento:

1. Para que dejemos de creernos el cuento de que somos “Social Media Experts”. Creo que, al contrario, somo novatos, en un buen sentido de la palabra, y tenemos mucho que aprender.

2. Para que dejemos de poner los logos de Facebook, Twitter y You Tube en cuanta valla, Eucol, afiche, y demás, produzcamos.

3. Para que aprendamos de casos de éxito, estratégicamente planeados, y de casos de fracaso, para que adoptemos y nos apropiemos del conocimiento colectivo.

4. Para que no copiemos estrategias y/o ideas, ¿será que acá no somos lo suficientemente creativos?

5. Para que dejemos de ser tan envidiosos y creemos comunidades altamente participativas y con poder de reacción y acción.

6. Para que entendamos que Facebook es una poderosa herramienta que no solo sirve para abrir fan pages y llenarlos de likes, para que entendamos su alcance: no solo es para chismosear fotos, recordar cumpleaños y echar perros. Para que entedamos que no todas las marcas TIENEN que estar ahí.

7. Para que hagamos contactos (personales, laborales, amorosos o como los quieran). Para que creemos extensas redes de colaboración ciudadana.

8. Para que entedamos y veamos que el alcance de las redes se sale de las pantallas de los computadores y dispositivos móviles, para que saquemos, y compartamos, todas esas ideas que tenemos a la realidad.

9. Para que aprendamos, eso es lo más importante, y para que entendamos que no nos las sabemos todas.

10. Para posicionar a Bogotá, y a Colombia, como una ciudad, y como un país, vanguardista. No todo es flores, Transmilenio, ciclovía, Shakira, banano y estrategia militar. Estoy seguro de que hay mucho talento, que tal vez por falta de conocimiento o de herramientas, está por ahí perdido.

Estoy seguro de que el Social Media Week Bogotá será un éxito total, y de que nos quedará un conocimiento invaluable que en un futuro se verá aplicado y reflejado en grandes ideas, estrategias y aplicaciones del asombroso mundo digital.

Si no se han inscrito aún, los invito a que lo hagan acá (SMWBOG), si ya se inscribieron, la invitación es a que asistan a todas las conferencias en las ique se dieron de alta.

También los invito a que comenten y expongan sus razones.

Ese, queridos lectores, es el lado R del Social Media Week Bogotá.


Invitación a ser niño

Insisto en decir que el Social Media ha cambiado nuestra forma de vivir, de consumir, de relacionarnos, de comunicarnos y, en general, de percibir el mundo. Es muy importante que, tanto marcas, como consumidores, entendamos el Social Media no solo como un canal bidireccional, sino como una fuente –y acá los publicistas tenemos que ser muy ávidos a la hora de analizar la información- de insights de primera mano.

Las marcas tienen que utilizar estos canales para fidelizar, para relacionarse, para estrechar y fortalecer esa relación, que antes comenzó con una recomendación, con una compra, con una buena o mala experiencia, pero sobre todo para echar mano de la información que la gente está dejando en ellos.

Es necesario que las estrategias, claro está, según la marca y el objetivo que de la misma se plantee, superen y vayan un poco más allá de precios e información pura y dura, hay que trascender esa etapa y arriesgarse a un poco más de creatividad, de interacción y de disrupción. El convencionalismo aburre, también dice mucho acerca de una categoría.

Recientemente he visto marcas en Facebook que publican un comentario o algún contenido y tienen 1500+ likes y 400+ comentarios y nadie hace ni dice nada. Desde mi punto de vista, claro está, lo anterior es un desperdicio y un despropósito. Esas marcas se están perdiendo de insights publicitarios que pueden alimentar sus campañas y su comunicación. Están dejando pasar y perder información que les generaría un “follow up” publicitario muy grande. Una lástima, teniendo en cuenta que uno de los principios del Social Media es el de interactuar, el de generar experiencias uno a uno, experiencias únicas que fortalezcan el “top of mind“, que funden un “top of heart“, y que , esto es lo más valioso, creen un “top of hand“.

Es en este punto cuando digo que pienso que somos adultos maduros y tercos cuando de Social Media se trata, nos hace falta buscar y ser más ese niño que TODOS tenemos por dentro. ¿Por qué un niño? Porque los niños son esponjas, los niños absorben toda la información que su entorno les arroja, y eso no es lo más relevante, eso es algo que hacen por inercia, lo más importante es que de todo eso que absorben, aprenden, aplican y predican.

Invito a todos aquellos que estemos involucrados en el Social Media, seamos marcas, socializers, Community Managers, expertos en SEO, SEM (y demás), anunciantes, gerentes, copies, diseñadores, y en general cualquier eslabón de esa inmensa cadena, a que saquemos el niño que tenemos adentro.

Ese, queridos lectores, es el lado R de la Publicidad.


¿Cuál es el afán?

 ¿Será realmente necesario que todas las marcas tengan presencia en las redes sociales?

 Es muy cierto que el auge de las mismas ha cambiado la forma de hacer y de entender la publicidad y el marketing pero también lo es, que la decisión de estar presente en ellas debe desprenderse de una estrategia, debe cumplir un objetivo y no debe ser un capricho del anunciante.

 Así como el Social Media está de moda, también lo están los gurús, l@s div@s, los expertos, los especialistas, los toderos, aquellos que creen y dicen sabérselas todas. Por mi  lado tengo que decir que no soy nada de lo anterior, pero puedo contarles que realmente me apasionan las redes sociales. Disfruto pasar y pasar tiempo en ellas compartiendo, consumiendo y, lo más importante, generando contenidos.

Las redes sociales son una fuente primaria y fidedigna de información que muchas marcas no han sabido, o querido, en el peor de los casos, aprovechar. Hay marcas que nunca hicieron planas en el colegio, hay marcas divas y exclusivas que jamás responden un mensaje o una mención, hay marcas que se arriesgan y se nota claramente que tienen una estrategia, hay marcas de marcas, hay marcas y no hay marcas, hay presencia sin interacción, hay de todo, como dirían las mamás: se ve todo.

Es cierto que expertos en la utilización de las mismas no somos, es lógico que hay un largo camino que recorrer. Es cierto que tropezaremos y que de nuestros errores aprenderemos. Es cierto, también, que las marcas y los anunciantes tienen que entender que es un proceso complejo y tienen que dejar el afán: no todas las marcas TIENEN que estar en las redes sociales. Bien en sea una acción táctica de mercadeo para contrarrestar a la competencia o en una estrategia a largo plazo con un objetivo, debe tenerse en cuenta que esa decisión genera un esfuerzo humano, tecnológico y económico que debe ser visto como una inversión y no como un gasto “porque los demás también lo están haciendo”.

Así como cada consumidor tiene necesidades, cada cliente tiene problemas y necesidades de comunicación diferentes. Que a otro de la categoría le haya funcionado no quiere decir que a usted, a él, a mi, a su marca, le vaya a funcionar. Tenemos que hacer un esfuerzo para entender y aplicar el Social Media de la mejor forma posible. Tenemos que dejar de ser expertos y especialistas en el tema, tenemos que hablar menos y hacer más. Tenemos que educarnos.

Ese, queridos lectores, es el lado R de la publicidad.


¿Medio vacía, medio llena?

La respuesta a la anterior pregunta es completamente subjetiva y es una cuestión de percepción.

Para mí, la copa, o sea la red, está medio llena. Voy a contarles por qué pienso eso.

Existen páginas de Internet que son muy buena fuente de información publicitaria, de Marketing y de Social Media, léase Mashable, Adlatina, Adage, Puromarketing y Marketingdirecto, entre muchas otras. La información que en ellas circula es muy similar, obvio cada una desde su tono y corte editorial, y día a día vemos como las redes sociales se inundan de links, que de diferentes maneras, las exponen a millones de personas alrededor de todo el mundo. Creo que todos aquellos que estamos interesados en el mundo de la Publicidad, del Marketing y del Social Media lo hemos hecho, lo hacemos y lo haremos. Es parte del día a día en Twitter, Facebook, G+ o la red social que sea de su preferencia.

Eso no está mal. La información es libre y circula a velocidades impresionantes y cada uno es libre de publicar y de republicar los contenidos que quiera, eso es lo lindo de Internet. El problema es que la red se está llenando de la misma información, de lo mismos artículos. ¿Cuántas veces al día se rotará por todo el mundo y por toda la red la última infografía de Mashable, los artículos de Puromarketing? ¿Estamos frente a una “pereza publicitaria, de Marketing y/o de Social Media”? ¿Nos gusta conformarnos con hacer RT a lo que los demás publican? Espero que no.

Una de las claves para que una marca o una persona subsista en las redes sociales es la generación de contenido, de información propia y original, auténtica. Me parece que tanto las personas como las marcas, más las personas -sobre todo las interesadas en el tema-, tendríamos que hacer un esfuerzo y regalarle a la red nuevas ideas, nuevos puntos de vista, nuevas percepciones, nuevas críticas y nuevos contenidos que nos permitan salir de esa zona de confort: el like, el +1, el RT.

Lo único que necesitamos es un poco de tiempo y de paciencia para sentarnos y escribir. Estoy seguro de que en Colombia y en el mundo hay marcas y personas con opiniones, críticas, percepciones y puntos de vista que les permitirán generar nuevos e interesantes contenidos que hagan a un lado mi percepción de que la red está llena y “saturada” de contenidos similares.

Ese, queridos lectores, es el “Lado R de la Publicidad“.


A %d blogueros les gusta esto: