Archivo de la etiqueta: marcas

Medalla de oro en SPAM

¿Seré yo Maestro?

¿Seré el único ser humano en el universo que no aguanta un tuit más o un post en Facebook acerca de los JJOO?

¿Así de mal están las estrategias de las marcas a nivel global y a nivel local que no hay más tema de qué hablar?

La coyuntura es un arma de doble filo: si lo haces bien, triunfarás y tus contenidos serán compartidos y le otorgarán valor a tu marca; si lo haces mal, si te pegas al tema de moda porque sí, así tu marca no tenga ninguna relación directa con lo que sea “trendy”, ¡la embarraste! Tus contenidos serán repetitivos, aburridores, fuera de contexto, inverosímiles y rechazados, por lo tanto, ¡tu marca también!

Estos días, desde la inauguración de tan magno y esperado evento, he intentado alejarme un poco de los canales sociales. Las marcas perdieron el control, sus directivos perdieron el control, sus estrategas perdieron el control, su planificadores perdieron el control, ¡todo el mundo perdió el control! ¿Qué relación tiene una cerveza con los Olímpicos? ¿Qué tiene que ver un restaurante con el deporte? ¿Qué tiene que ver un centro comercial con el ciclismo? Los contenidos que se publican, consumen y comparten por estos días no son nada más que SPAM, no son nada más que una manera de decirle a ese tan trabajado fan o seguidor: dame unlike u unfollow, dale, ¡no te cuesta nada y no nos damos cuenta de que estamos perdiendo el gran esfuerzo de comunicaciones, mercadeo y publicidad que nos costó conseguirte! Todo ese valor que se otorgó y agregó a la marca en un momento se fue por la borda, ya no queremos ver una foto ni un mensaje más de aliento.

Me cuesta trabajo entender que las marcas se alejen tanto de sus objetivos de comunicación y de negocio por unirse a la conversación, ¿será que dentro de sus planes de marketing digital no hay un objetivo que diga “diferenciarse y no ser un contenido más del montón”? Me cuesta trabajo entender que quienes consumen marcas digitales no hayan manifestado su descontento, al final del día, estas personas hacemos like o follow por afinidad e identificación con las personalidades de las marcas… Momento, ¿las marcas que hablan de lo que sea tienen personalidad?

Me cuesta trabajo entender los tan llamados y spameados “Social Olympics”, todo me recuerda a los “Social Media Experts” o “Social Media Gurús” que venden y venden humo, me cuesta trabajo asimilar el bombardeo de contenido e información, espero ser yo quien esté mal pero también espero que para Río 2016 las marcas entiendan que no toca hablar por hablar, que hay que ser estratégico y que hay que diferenciarse.

Ese, queridos lectores, es el lado R, la reflexión R de los Social Olympics.

 


Me, my 2.0 self and my brands

20120507-181650.jpg

Hace tiempo se me ocurrió este ejercicio: voy a analizar, brevemente, las primeras cinco marcas que vea frente a mí, en mi casa, en términos de interacción en redes sociales.

1. Directv.
2. Samsung.
3. Activia.
4. Renault.
5. Tugó.

1: Conozco los perfiles de Facebook y Twitter. Tengo mucha interacción con la marca, desafortunadamente casi toda negativa por temas de servicio al cliente. Creo que tienen cojones por hacerlo en redes sociales y pienso que es un claro diferenciador. Twitter es su principal canal de servicio, mientras que Facebook es netamente informativo: programación y canales. Me gustaría ver otro tipo de contenidos.

Calificación: 2.5/5.0 – A veces hablan como robots. Demasiado script, poca “humanización”.

2. Los sigo en Facebook y Twitter. Lo primero que pienso es: en Facebook, demasiada información no segmentada por líneas de producto y NO responden si no es crisis o el tema ya es sensitivo. En Twitter siento que son medio divas también, solo informan e informan y bombardean con marca, marca y marca… Poca interacción. Tuve un tema que escalé a redes porque en la vida real no hacían nada. La respuesta fue satisfactoria. En general me siento muy lejano a la marca y eso que tengo TV, nevera y lavadora. Irónico es, que sueño con un Galaxy 3.0.

Calificación: 2.0/5.0 – Divas que no interactúan.

3. Mi mejor amigo trabaja en Danone y me ha motivado a consumir la marca. Me ha ido bien. No tengo presente sus redes sociales ni mucho menos he interactuado con ellos. Los sigo porque vi que él lo hacía pero por nada más. No he visto contenido interesante. No se si tengan Twitter, Pinterest o algo más. Es una marca lejana para mí. Me gustaría ver como enfocarían contenidos para hombres teniendo en cuenta que es una marca pensada en mujeres. Un reto.

Calificación: no aplica.

4. Ignoran a sus “amigos” en redes sociales… Escribí, hace dos años, en otro Blog, un post muy duro contra su marca, su departamento de servicio al cliente y mercadeo, su “Comunidad Renault”, y en general su “valehuevismo”, y hasta el día de hoy no ha pasado nada. Recuerdo la polémica de la Duster y el concurso del Twingo. No interactúo directamente con ellos y no lo haría hasta que no investigaran mi caso. Marca lejana del top of heart aunque la tengo en el top of mind porque mi Twingo es un carrazo.

Calificación: 0/5 – Jamás profundizaron en mi caso, siento que no les importo.

5. Una marca que jamás pensé me sorprendería de la forma como lo hizo. Vivo con mi novia hace poco y compramos la sala allá. Subí fotos del sofá que compré y le hicieron muy buen monitoreo y seguimiento. Me avisaron del envío, me felicitaron por la combinación y me preguntaron cómo me había ido con la sala, FENOMENAL. Marca cercana a la cuál felicité y felicitaré cada vez que tenga la oportunidad. Se nota la estrategia y la minucia. El sueño de muchas marcas.

Calificación: 5/5 – Keep it coming guys!

En conclusión, uno cree que sigue a todas sus marcas favoritas y que ellas lo alegran y soprenden con contenidos afines y relevantes pero va uno a ver y… no.

¿Será que las marcas no se han tomado el trabajo de conocer a sus consumidores y de hacerse amigo de ellos en redes sociales?

¿Será que a los consumidores, al final del día, no nos importan las marcas en redes sociales? ¿Será que las seguimos por seguirlas y ya, que no hay ese soñado vínculo estrecho?

¿Será que es un balance entre los dos? ¿Ustedes que creen?

Los invito a que hagan el ejercicio con las primeras 5 marcas que encuentren en sus casas, oficinas o espacios personales.

Ese, queridos lectores, es el lado R de las marcas en redes sociales.


¿”Social Politics”?

(Este no es un post de tinte político)

Estamos ad portas de uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años para Bogotá: las elecciones para Alcalde. ¿Qué tiene que ver esto con mi Blog? ¡Mucho! A continuación expresaré mi punto de vista acerca del “Social Media Boom” que viviremos a través de los candidatos.

Espero que la lección de la “Ola Verde” haya sido muy clara, no es el punto el volver a analizarla o criticarla.

Los colombianos, y creo que casi todo el mundo, nos dejamos mover e influenciar mucho por las modas, de eso se trata, ¿no es cierto? Pues una de las nuevas modas, en política, en deportes, en periodismo, entre otras profesiones y ocupaciones, es la de las redes sociales. ¿Por qué, para qué, por medio de quién? Muchas veces esa pregunta no tiene respuesta, muchas veces es “porque sí“, porque los demás lo están haciendo y les sirve, porque a Obama le funcionó, porque en otros países es un modelo exitoso.

No tenemos que comerle cuento a nadie. Por mi lado, creo que, no sigo a ninguno de los candidatos a la Alcaldía en Twitter ni en Facebook, ni quiero que me sigan. Pienso que esta poderosa herramienta del “Social Politics“, así quise bautizarla para efectos de esta entrada, es una arma de doble filo que tiene como único fin sesgar a los votantes. Digo esto porque pienso que la politiquería en Colombia no tiene límites y qué mejor que utilizar los medios digitales y sociales, que tan de moda están, para hacer falsas promesas y para ilusionar a los bogotanos.

No quiero decir que los candidatos estén haciendo algo mal, ni siquiera se si lo están haciendo, espero que sí, pero espero que de una manera lógica, coherente y sincera. No quisiera ver millones de retweetslikes y +1´s a contenidos que son falsas promesas. No quiero pensar que nos están utilizando para promocionar sus programas, quiero pensar que en realidad van a hacer ingeniería social, espero que entiendan que el estar presentes en las redes sociales es una responsabilidad muy grande, y que sí lo están haciendo o lo van a hacer, que realmente permitan que las personas se comprometan y participen con acciones reales en sus programas y promesas de gobierno.

Insisto ahora, y siempre lo haré, al decir que la gracia de las redes sociales es la interacción con el receptor: interacción activa, no pasiva, es decir, que si nos van a preguntar qué queremos para nuestra ciudad, que nos respondan a los que proponemos, que nos vinculen a sus gobiernos y que nos demuestren, y corroboren, que el poder del pueblo, de la infomación, de la gente y del éxito, hoy en día, se encuentra en la ingeniería social, en las redes sociales, en dejar que las personas tomemos parte de las decisiones de las marcas, en este caso, de las marcas personales, gubernamentales y políticas, de las marcas cuidad y país, porque Bogotá habla mucho acerca de Colombia.

Señores candidatos:

Gina Parody, David Luna, Aurelio Suárez, Carlos Fernando Galán, Enrique Peñalosa, Carlos Eduardo Guevara, Antanas Mockus y Gustavo Petro.

Esta es una invitación para que no nos engañen, para que se comprometan con los votantes, para que aprovechen de manera correcta las redes sociales. No estén por estar, tracen estrategias reales y medibles que realmente generen compromisos realizables, que tengan objetivos claros y transpartentes. No sigan a la gente por seguirla, generen un valor real en sus propuestas, en sus consumidores. Nunca olviden que una buena acción les traerá muchos seguidores, mucho feedback y mucho tráfico, pero tampoco olviden, ni subestimen el poder y el alcance que una mala experiencia, reflejada en un mal comentario, puede generar en las redes sociales.

Ese, queridos lectores, es el lado R del Social Media.


A %d blogueros les gusta esto: