Archivo de la etiqueta: fuente

Invitación a ser niño

Insisto en decir que el Social Media ha cambiado nuestra forma de vivir, de consumir, de relacionarnos, de comunicarnos y, en general, de percibir el mundo. Es muy importante que, tanto marcas, como consumidores, entendamos el Social Media no solo como un canal bidireccional, sino como una fuente –y acá los publicistas tenemos que ser muy ávidos a la hora de analizar la información- de insights de primera mano.

Las marcas tienen que utilizar estos canales para fidelizar, para relacionarse, para estrechar y fortalecer esa relación, que antes comenzó con una recomendación, con una compra, con una buena o mala experiencia, pero sobre todo para echar mano de la información que la gente está dejando en ellos.

Es necesario que las estrategias, claro está, según la marca y el objetivo que de la misma se plantee, superen y vayan un poco más allá de precios e información pura y dura, hay que trascender esa etapa y arriesgarse a un poco más de creatividad, de interacción y de disrupción. El convencionalismo aburre, también dice mucho acerca de una categoría.

Recientemente he visto marcas en Facebook que publican un comentario o algún contenido y tienen 1500+ likes y 400+ comentarios y nadie hace ni dice nada. Desde mi punto de vista, claro está, lo anterior es un desperdicio y un despropósito. Esas marcas se están perdiendo de insights publicitarios que pueden alimentar sus campañas y su comunicación. Están dejando pasar y perder información que les generaría un “follow up” publicitario muy grande. Una lástima, teniendo en cuenta que uno de los principios del Social Media es el de interactuar, el de generar experiencias uno a uno, experiencias únicas que fortalezcan el “top of mind“, que funden un “top of heart“, y que , esto es lo más valioso, creen un “top of hand“.

Es en este punto cuando digo que pienso que somos adultos maduros y tercos cuando de Social Media se trata, nos hace falta buscar y ser más ese niño que TODOS tenemos por dentro. ¿Por qué un niño? Porque los niños son esponjas, los niños absorben toda la información que su entorno les arroja, y eso no es lo más relevante, eso es algo que hacen por inercia, lo más importante es que de todo eso que absorben, aprenden, aplican y predican.

Invito a todos aquellos que estemos involucrados en el Social Media, seamos marcas, socializers, Community Managers, expertos en SEO, SEM (y demás), anunciantes, gerentes, copies, diseñadores, y en general cualquier eslabón de esa inmensa cadena, a que saquemos el niño que tenemos adentro.

Ese, queridos lectores, es el lado R de la Publicidad.

Anuncios

¿Cuál es el afán?

 ¿Será realmente necesario que todas las marcas tengan presencia en las redes sociales?

 Es muy cierto que el auge de las mismas ha cambiado la forma de hacer y de entender la publicidad y el marketing pero también lo es, que la decisión de estar presente en ellas debe desprenderse de una estrategia, debe cumplir un objetivo y no debe ser un capricho del anunciante.

 Así como el Social Media está de moda, también lo están los gurús, l@s div@s, los expertos, los especialistas, los toderos, aquellos que creen y dicen sabérselas todas. Por mi  lado tengo que decir que no soy nada de lo anterior, pero puedo contarles que realmente me apasionan las redes sociales. Disfruto pasar y pasar tiempo en ellas compartiendo, consumiendo y, lo más importante, generando contenidos.

Las redes sociales son una fuente primaria y fidedigna de información que muchas marcas no han sabido, o querido, en el peor de los casos, aprovechar. Hay marcas que nunca hicieron planas en el colegio, hay marcas divas y exclusivas que jamás responden un mensaje o una mención, hay marcas que se arriesgan y se nota claramente que tienen una estrategia, hay marcas de marcas, hay marcas y no hay marcas, hay presencia sin interacción, hay de todo, como dirían las mamás: se ve todo.

Es cierto que expertos en la utilización de las mismas no somos, es lógico que hay un largo camino que recorrer. Es cierto que tropezaremos y que de nuestros errores aprenderemos. Es cierto, también, que las marcas y los anunciantes tienen que entender que es un proceso complejo y tienen que dejar el afán: no todas las marcas TIENEN que estar en las redes sociales. Bien en sea una acción táctica de mercadeo para contrarrestar a la competencia o en una estrategia a largo plazo con un objetivo, debe tenerse en cuenta que esa decisión genera un esfuerzo humano, tecnológico y económico que debe ser visto como una inversión y no como un gasto “porque los demás también lo están haciendo”.

Así como cada consumidor tiene necesidades, cada cliente tiene problemas y necesidades de comunicación diferentes. Que a otro de la categoría le haya funcionado no quiere decir que a usted, a él, a mi, a su marca, le vaya a funcionar. Tenemos que hacer un esfuerzo para entender y aplicar el Social Media de la mejor forma posible. Tenemos que dejar de ser expertos y especialistas en el tema, tenemos que hablar menos y hacer más. Tenemos que educarnos.

Ese, queridos lectores, es el lado R de la publicidad.


A %d blogueros les gusta esto: